Ordenadores y Portátiles
Round Robin

¿Qué es el algoritmo Round Robin?


Cuando hablamos de informática y ordenadores, el algoritmo Round Robin es usado para ayudar a crear procesos o trabajos programados para asegurar que cada proceso requerido para hacer un trabajo, tiene bastante tiempo para hacerlo. En los ordenadores, la CPU puede hacer divisiones de tiempo para configurar un tiempo determinado para cada proceso a usar en cada ciclo. Usando Round Robin asigna una porción de tiempo para cada proceso que está en funcionamiento.

Por ejemplo, en un ordenador el usuario empieza tres aplicaciones, que pueden ser la aplicación de correo, el navegador Web y un procesador de texto. Estas aplicaciones son cargadas en el sistema de memoria, y cada uno de ellos puede funcionar de forma transparente  para el usuario. Round Robin se encarga de compartir los recursos entre las tres aplicaciones y sus procesos (y muchas otras que están funcionando de forma invisible para el usuario). Esta forma de manejar los procesos funciona bien  porque cada aplicación consigue una cierta cantidad de tiempo por cada proceso cíclico.  Un proceso cíclico es la cantidad de tiempo que le lleva a la CPU gestionar cada proceso el mismo tiempo.


Las aplicaciones en funcionamiento en el ejemplo anterior proveen de un ciclo corto para el procesador, y más tiempo puede ser asignado para cada uno de los procesos. Esto hace que parezcan funcionar mucho mejor para el usuario final. Sin el algoritmo Round Robin la aplicación cargada primero en memoria posiblemente tomaría control del procesador hasta que acabara su trabajo asignado.

Cuando la aplicación se parara, la siguiente aplicación podría empezar sin interrupciones. Esto podría ser dañino en un entorno de Windows, haciendo que la experiencia del usuario no fuera tan buena sin tuviera que trabajar con muchos programas a la vez. El uso de Round Robin ayuda al ordenador seguir las necesidades del usuario y manejar de forma efectiva los procesos de todas las aplicaciones.

Con este sistema se puede mantener todos los trabajos en progreso mediante el uso de ciclos de tiempo. Esta es la forma en que podemos hacer varias cosas al mismo tiempo en nuestro ordenador. De otro modo, sería muy tedioso hacer las cosas una a una y tener que esperar un buen rato hasta continuar con la siguiente. Simplemente no sería algo eficaz. La CPU es la que se encarga de chequear durante el ciclo cuando la aplicación ha terminado.

Siguiendo con el anterior ejemplo, supón que el usuario decide que ya ha acabado el trabajo que está haciendo en su procesador de texto y lo cierra. Esto deja abierto solamente el correo y el navegador Web. La CPU no tendría conocimiento ni manera de seguir este factor sin el uso del algoritmo que tiene Round Robin. Una vez que lo averiguar, no hay de necesidad de ningún procesador de tiempo para esta aplicación.

 

Leer mas artículos relacionados