Ordenadores y Portátiles
Seguridad nube
Seguridad nube

La seguridad en una nube de Internet


Ahora que hemos visto en si es adecuado hacer más de una copia de seguridad en la nube, veamos algunas ventajas y desventajas que esto tiene. Lo cierto es que hay muchas opiniones que están a favor de las nubes de Internet. Es fácil de usar. Simplemente eliges un proveedor de los muchos que hay disponibles, instalas el software y eliges el tipo de documentos que quieres guardar de forma redundante. Puede que te dejen incluso elegir el método de encriptación para asegurar tus datos. Lo siguiente es dejar que el servicio haga su trabajo, y no tienes que hacer anda más.

Por otro lado, puede ahorrarnos dinero. Para empresas y también particulares, el almacenamiento en nube es perfecto porque no tenemos que comprar un ordenador con muchos gigas para almacenar cosas. Podemos comprar uno muy básico y guardar todo en Internet. Otra ventaja es que al estar lejos de casa, si algo pasa (un incendio, inundación, etc.), los datos estarán seguros en la nube.


Otra cosa que se pueden hacer es acceder a nuestra información desde cualquier dispositivo en el mundo siempre que tengamos una conexión a Internet. Se puede compartir el acceso con otras personas si queremos. Se puede encontrar algo en la nube cuando lo necesitas de una manera más fácil que buscar en discos y carpetas, lo cual algunas veces puede ser difícil.

Sin embargo, no todas son ventajas. Uno de los inconvenientes es la posibilidad de que los datos no se mantendrán privados. Por este motivo es buena idea verificar los sistemas de encriptación y autenticación de la nube. La fiabilidad es otra preocupación. En ocasiones, algunas compañías que ofrecen este servicio ni duran mucho tiempo. Esto puede ser un problema a la hora de recuperar los datos. Aparte de algunos fallos en el sistema, los datos pueden también perderse en la nube, ya sea por un error humano o por otras causas.

Si no te fías demasiado de las nubes de Internet para guardar los datos, hay otras opciones también. Se puede crear un sistema de nube propio. Las nubes de este tipo están centradas en un dispositivo NAS (network attached storage). Se puede comprar un disco duro dedicado para usar como un lugar para almacenar datos o adaptar un segundo ordenador. Básicamente se trata de configurar tu propia red privada con un backup local. Puede compartirlo en Internet tanto como quieras.

Una de las ventajas que tienen estas redes personales es que todo está bajo tu control. Este punto de almacenamiento puede ser tu casa u oficina. El dinero que te supone es el hardware que has comprado, pero no hay gastos mensuales que pagar. Usas tu propia red para acceder a los datos desde cualquier sitio con una conexión a Internet. El inconveniente a esto es que te debes de encargar de los backup. Si se te olvida y ocurre algún tipo de desastre, puedes perder todos los datos.

 

Leer mas artículos relacionados