Simulacion online
Ordenadores y Portátiles
Simulacion online
Simulacion online

¿Vivimos en una simulación online?

¿Qué es real? Es una pregunta que se han hecho infinidad de personas y ha servido para innumerables películas. Como seres humanos, somos capaces de percibir directamente solo una fracción de lo que nos rodea. Desde un punto de vista personal, la realidad parece bastante limitado. ¿Es Internet real? ¿Somos nosotros reales? ¿Lo eres tú? Muchos filósofos han expuesto en su trabajo que la realidad es una ilusión. Una versión bastante reciente de esta teoría fue comentada hace solo unos pocos años, donde un filósofo de la universidad de Oxford llamado Nick Bostrom planteo una pregunta interesante. ¿Qué pasa si nuestra realidad es realmente un mundo computerizado que existe en otra realidad? Al principio podemos pensar que este filósofo ha visto muchas películas, pero el argumento que menciona es bastante curioso. ¿Qué es lo que dice exactamente?

Para empezar, esta idea asume que llegaremos a un punto tecnológico donde podremos crear una versión simulada del universo, o incluso una copio del propio mundo en el que vivimos. Esta podría ser la singularidad, cuando los humanos usemos nuestro entendimiento de la tecnología y biología para conseguir una versión mejorada de nosotros mismos. Desde los años ochenta se lleva estudiando esta ciencia, que aunque es un concepto filosófico, puede ser muy real y aplicable en los próximos años. La idea de este filósofo de Oxford es que si podemos crear una simulación online de nuestra realidad, lo haremos. Incluso probablemente creemos tantas simulaciones como podamos para aprender más sobre nuestro universo, entre otras razones.


Aparte de esto, asumimos que los habitantes virtuales de este universo simulado tendrán características parecidas a las nuestras, incluyendo la conciencia, pero nos sabrán que son simulaciones. La teoría dice que si esta tecnología es posible, entonces es virtualmente imposible que no estemos ya viviendo en una simulación por ordenador. Esto es porque no podemos asumir que algunas otras versiones de seres inteligentes – humanos o de otra naturaleza – ya han descubierto esta tecnología y han creado la simulación en la que estamos viviendo. Todo lo que podemos observar y probar existiría dentro del reino de la simulación, no dándonos ninguna pista de que la realidad solo es un puñado de ceros y unos.

simulacion pc simulacion pc

Para complicar aún más las cosas, también plantea la posibilidad de que nuestro universo podría ser una simulación dentro de otra simulación, y que nosotros algún día podremos crear nuestra propia simulación. Esto plantearía la posibilidad de la existencia de universos dentro de otros universos. Los que comenta Bostrom es que esto no significa que estemos viviendo definitivamente en una simulación por ordenador. La verdad es que podría ser imposible para nosotros llegar al punto donde podríamos crear un universo de este tipo. Esto podría ser por las limitaciones tecnológicas, o podría significar que ya estaríamos extinguidos antes de llegar a este nivel tan avanzado. Lo cierto es que no nos da una visión bonita del futuro.

A lo que a ideas filosóficas se refiere, esta idea ya ha hecho pensar a mucha gente. De todos modos, ¿Por qué para ahí? Algunos físicos que han visto esta idea como algo fascinante, han sugerido que podría haber una manera de detectar si nuestro universo es real o es un videojuego muy avanzado. Empezaron a pensar sobre cómo podría ser posible determinar si tu propio universo es una simulación numérica, y esto podría hacerse con algunas teorías cuánticas. No queremos meternos demasiado en fórmulas que apenas vamos a entender, pero sugieren que podrían aplicar ciertas técnicas que nos mostraría que es lo que realmente tenemos alrededor.

Sea como sea, el argumento de la simulación no prueba de que estamos viviendo en una simulación online por ordenador. Todo se basa en teorías. Si una o más de estas teorías resulta ser falsa, todo quedará en nada. Curiosamente, al no ser una teoría que no se puede demostrar como falsa por medio de pruebas científicas, queda fuera de la ciencia, y por tanto entra en el reino de la filosofía.

Leer mas artículos relacionados