Ordenadores y Portátiles
Spotify online
Spotify online

La tecnología de Spotify online

Para terminar con nuestro artículo sobre Spotify, veremos un poco como es su funcionamiento. Muchos reproductores de música en Internet funcionan de un modo similar: eliges un músico o una canción y entonces el sitio Web comienza a enviar los datos de la selección a tu ordenador. Desde una perspectiva tecnológica y de usuario final, este sistema tiene algunas desventajas. Si tenemos una conexión de Internet no demasiado rápida, la gran cantidad de datos que se están enviando pueden resultar en pausas, saltos y algunas veces es paradas de la canción, lo cual puede ser bastante molesto. Esto puede hacer que más de uno siga prefiriendo su colección de CDs o la música que tenga en su disco duro.

El software de Spotify usa algunos trucos  para evitar estos errores al hacer las reproducciones. En lugar de usar sus propios ordenadores y ancho de banda para enviar las canciones a millones de usuarios, se basa mucho en las redes P2P para hacer los envíos de audio. Lo cual trabaja de la misma manera descentralizada que otros programas de compartir archivos, como puede ser Kazaa. Cuando selecciones una canción, los ordenadores con Spotify inmediatamente comienzan a enviar datos a tu ordenador. De forma simultánea, busca a otros usuarios de Spotify que tienen la canción en sus ordenadores. Cuando encuentra la pista, le manda al software que envíe bits de la canción a tu ordenador, lo cual libera sus servidores y conexión de red. Spotify no dice cuantos datos coge de cada usuario individual para alimentar su red P2P, pero no suele provocar problemas en la conexión a Internet.


También usa otro truco para mantener las reproducciones fluidas y sin problemas. Lo hace almacenando en caché las canciones que escuchas en el disco duro, lo cual significa que tu ordenador es el que reproduce la canción en lugar de Spotify. Puedes ajustar el tamaño del caché, pero por defecto está a 10 GB, que es suficiente espacio para cientos de canciones. Por otro lado, este software también es inteligente. Sabe qué la mayoría de los usuarios escuchan los álbumes de principio a fin, por lo que si estás escuchando un disco de Gary Moore, irá cargando el resto de las canciones del disco para que no haya luego retrasos.

Todas las canciones usando “stream” en Spotify usan un formato Vorbis. Al igual que MP3, este formato está comprimido para hacerlo más pequeño y más fácil de ser transferido. Dependiendo de la cuenta Spotify que se tenga (de pago o no), este envío de datos varía de velocidad. Lo cierto es que ofrece varias maneras diferentes de reproducir una gran variedad de música. El punto fuerte de Spotify es muy simple: Te permite poder escuchar prácticamente cualquier canción al momento o descargarla de una fuente legal. Sin embargo, también hay algunos inconvenientes.

Los conflictos en las licencias siguen dando algunos problemas a los usuarios. Aunque Spotify le gusta presumir de su gigantesca librería de música, la experiencia que se tenga dependerá enteramente de tus gustos musicales. Hay muchos grupos que no están integrados en Spotify y por tanto no se puede escuchar su música en este medio. Te puedes encontrar que simplemente los grupos que te gustan no existen en este programa. También puede ocurrir que solamente haya ciertas canciones de grupos y no tengan toda la discografía.

Una de las cosas que resultan muy interesantes de Spotify, es que cuando se busca una canción, también nos da como resultado versiones de otros artistas de esa canción. Esto hace que muchas veces tengamos gratas sorpresas. Del mismo modo, cuando buscamos un artista, aparte de su propia música, también nos dice que versiones de otros artistas ha hecho y las colaboraciones que ha realizado con otros artistas. Esto nos da la posibilidad de descubrir nueva música de nuestros grupos favoritos.

Leer mas artículos relacionados