Teclado ordenador - Solucionando problemas
Ordenadores y Portátiles
Teclado ordenador
Teclado ordenador

Teclado ordenador - Solucionar problemas de forma rápida

¿Crees que el teclado de ordenador es importante? Intenta usar tu ordenador sin el. Te darás cuenta de que tu ordenador es casi inservible sin el. Y como cualquier otro periférico de un PC, el teclado te puede fallar.

El teclado es un componente muy sencillo y cuando se estropea, lo mejor que se puede hacer es comprar otro, ya que su precio suele ser bastante económico. Muchas veces no merece la pena arreglarlo, a no ser que sea algo tan simple como por ejemplo una tecla bloqueada. A continuación se dan algunos procedimientos básicos que se pueden realizar antes de ir a la tienda a comprarnos un teclado nuevo.

Cuando detectemos un problema con el teclado, recuerda siempre comprobar primero lo más obvio, como en cualquier procedimiento.

El teclado deja de responder

Lo primero que deberías hacer si tu teclado ha dejado de funcionar por completo, es reiniciar el ordenador. Esto algunas veces soluciona el problema debido a que la primera vez que se arranco el ordenador, no inició correctamente.         


Si esto no funciona, mira detrás de la CPU del sistema, donde están todas las conexiones, y verifica si el cable del teclado está totalmente conectado. Comprueba que no está conectado en la entrada del ratón en vez de la suya. Esto pasa más frecuentemente de lo que podemos pensar. Puedes también apagar el ordenador, y retirar el cable de la conexión para comprobar si los pines están en buen estado. Muchas veces un simple pin roto o doblado, pueden ocasionarnos este tipo de problemas.

Si todo esto no ha funcionado, comprueba a conectar otro teclado y reinicia el ordenador. Si el otro teclado funciona, reemplaza el antiguo.

Comprobar errores de teclado en Windows

Si el teclado nuevo también te falla, comprueba los conflictos que se reproducen en tu sistema operativo. Esto lo podrás encontrar pulsando con la tecla derecha en Mi PC, y seleccionando propiedades, Administrar, y finalmente “Administrador de dispositivos”, y en Windows 98 y Me lo puedes comprobar en Inicio > Configuración > Panel de control > Administrador de dispositivos.

Windows muestra en estas configuraciones los dispositivos que están conectados a tu ordenador. Busca la sección “Teclados” y mira el estado que tiene. Si ves un signo de exclamación o una X roja al lado del nombre del teclado, es que existe un problema en el sistema.

Prueba a seleccionar el teclado en esta sección, y desinstala o elimínalo. Cierra todas las ventanas y reinicia el ordenador. El sistema operativo reconfigurará el teclado.

Windows no soluciona el problema

Si has reiniciado el ordenador y todavía no funciona, es muy posible que tengas un puerto defectuoso. Esto se podrá ver cuando en los pasos anteriores, probaste el segundo teclado. Dependiendo del tipo de conector que tenga tu teclado, prueba alternativas. Si el conector es USB, prueba en otro puerto. Si el tipo de conector es el convencional, puede que sea el momento de tener un teclado inalámbrico o USB.

Mal rendimiento del teclado

Mantener el teclado libre de polvo y suciedad es esencial para un correcto funcionamiento del teclado. Suele ser habitual que restos de comida o líquidos caigan sobre nuestro teclado, y la mejor manera de limpiarlos es con aire comprimido o con un trapo ligeramente húmedo.

La configuración de Windows puede ser también culpable de un mal rendimiento del teclado. Si volvemos a  “Administrador de dispositivos”, y pinchamos dos veces en el teclado, se nos mostrarán algunas opciones donde podemos controlar la velocidad de pulsación de las teclas. Esto controla el tiempo de repetición entre la pulsación de la tecla y comienza a repetirla. Podemos probar a cambiar algunos parámetros para ver si mejora el rendimiento, auque normalmente la configuración por defecto es suficiente.

Como se ha dicho al principio, los teclado se suelen reemplazar mas que reparar, aunque no viene mal conocer estos simples pasos para solucionar muchos de los problemas que se nos presentan. Si se nos estropea el teclado por la noche y no tenemos la posibilidad de comprar otros hasta el día siguiente, una solución rápida nos puede sacar del apuro.

Leer mas artículos relacionados