Ordenadores y Portátiles
Television por internet
Televisión por internet

¿Cómo funciona la televisión por Internet?

La mayor parte del siglo 20, la única manera de poder ver la televisión era a través de las difusiones de las señales sobre el aire y la TV por cable. Como ya sabrás, con las difusiones por el aire, una antena recoge las ondas de radio para transmitir imágenes y sonido al televisor que se tiene en casa. Con la televisión por cable, los cables se conectan a un dispositivo o caja, y a su vez se conectan desde tu casa a la estación de televisión más cercana, la cual funciona como una gran antena. Aparte de algunas otras opciones disponibles como puede ser la televisión por satélite, todos estos sistemas todavía están aquí y son las principales maneras de ver la televisión. Sin embargo, la nueva tecnología puede cambiar la manera en que recibamos las noticias y los programas de entretenimiento que nos gustan. La radio desafió a los periódicos en principios del siglo pasado, y después la televisión desafió a la radio. Ahora parece que la televisión tradicional tiene su propio competido, pero no es uno que se pueda separar fácilmente de la televisión. Es lo que conocemos por televisión por Internet.

La televisión por Internet en términos simples, es audio y video enviado por una conexión de Internet. También es conocido como IPTV. Se puede ver este tipo de televisión en la pantalla de nuestro ordenador, la pantalla de un televisor normal (por medio de un dispositivo externo especial) o un dispositivo móvil como puede ser un teléfono móvil o PDA. Es casi igual ver la TV por medio de una antena o por cable – la diferencia es que la información es enviada por medio de Internet como datos. Al mismo tiempo, puedes encontrar incluso más variedad en Internet que por el sistema de cable. Junto a los mismos programas que se pueden encontrar en los principales canales, muchos sitios Web ya están ofreciendo programas producidos de forma independiente y centrada en intereses específicos de la gente. Si por ejemplo quieres ver un programa de cocina india, probablemente lo puedes encontrar antes en Internet que en la televisión tradicional.


Por supuesto, la difusión depende del país, y también varía la forma de ofrecerlo. La parte buena es que hablamos de Internet y cualquier puede disfrutar de estos servicios. Una de las ventajas es que en muchos de estos sitios, se ofrecen servicios bajo demanda, por lo que no hay que estar sujetos a un horario. La televisión por Internet es relativamente nueva – hay muchas maneras diferentes de conseguirla, y la calidad, el contenido y los costes pueden variar enormemente. Los programas pueden ser de alta calidad y muy profesionales, mientras que otros pueden parecer de principiantes. De todos modos, muchos canales de televisión tradicionales están indagando en esta tecnología y experimentando con diferentes formatos.

Aunque la calidad del video y el tamaño de la pantalla pueden variar, actualmente la televisión por Internet ofrece unos cuantos beneficios más que la televisión tradicional. Se pueden ver dos tipos de ofertas principales en la mayoría de sitios Web donde se está comercializando este sistema: Difusiones continuadas o videos bajo demanda. El perfil de uno de estos sitios Web es una lista compilada de canales de difusión en vivo, donde pueden estar agrupados por país. Puedes empezar a ver televisión al momento como lo harías en el televisor de toda la vida, pero con la diferencia de que se puede pausar o saltarte las partes que no te interesan. Por otro lado, los videos demanda suelen estar organizados como una lista de reproducción. Los episodios y grabaciones se pueden encontrar por título o en categorías (deportes, noticias o videos musicales). Te puedes preguntar como se paga este tipo de servicio. Lo cierto es que hay tres categorías que veremos a continuación.

Por un lado tenemos la televisión por Internet gratuita. Muchos sitios Web ofrecen canales que no tienen coste alguno. Muchos de estos sitios reciben sus ingresos mediante la publicidad en sus páginas o en anuncios cortos que se muestran antes de ver el contenido. Puede  ser algo aburrido tener que esperar para ver lo que queremos, pero es la única manera para que se nos puede ofrecer buen contenido y de calidad. Por otro lado está la suscripción, donde se suele pagar una tarifa mensual o anual por un cierto número de canales o videos bajo demanda. Los precios pueden variar dependiendo del sitio. Por último tenemos un modelo que seguro que nos sonará, que es el Pay-per-view. Como dice el mismo término, pagamos por lo que vemos, y de nuevo los precios pueden variar según lo que nos descarguemos.

Posiblemente ya habrás pensado que se necesita un buen ancho de banda para que la transmisión de imágenes y sonido sea correcta. En la siguiente y última parte del artículo veremos este aspecto de la televisión por Internet. Para verlo, pulsa aquí.

Leer mas artículos relacionados