Ordenadores y Portátiles
Tipos OS
Tipos OS

Funciones y tipos de OS

A un nivel simple, un sistema operativo hace dos cosas:

1 – Gestiona los recursos de hardware y el software del sistema. En un ordenador de sobremesa, estos recursos incluyen cosas como el procesador, la memoria, el espacio en disco y muchas más cosas (en un teléfono móvil se incluye el teclado, la pantalla, el libro de direcciones, el marcador, la batería y la conexión de red).

2 – Provee a las aplicaciones, una forma estable y consistente para manejar el hardware sin tener que saber todos los detalles de dicho hardware.

La primera tarea sobre gestionar los recursos, es muy importante, ya que hay muchos programas y aplicaciones que compiten para atraer la atención de la CPU (unidad de procesador central) y de memoria, así como el ancho de banda tanto de entrada como de salida. En este entorno, el sistema operativo actúa como el jefe de grupo, asegurándose de que cada aplicación recibe los recursos necesarios mientras que también se cuida de que los demás programas funcionen correctamente. El OS intenta sacar el máximo provecho de las limitaciones del equipo en beneficio de los usuarios y las aplicaciones.


La segunda tarea, proveyendo de un interfaz de aplicación consistente, es especialmente importante si tiene que haber más de un tipo de ordenador usando el sistema operativo, o si el hardware que forma el ordenador está abierto a cambios. Un interfaz de programa consistente (API) permite a un desarrollador de software escribir una aplicación en un ordenador y tener un alto nivel de confianza de que dicho software funcionará en otro ordenador del mismo tipo, incluso si la cantidad de memoria o la cantidad de almacenamiento es diferente.

Incluso si un ordenador en particular es único, un sistema operativo puede asegurarse de que las aplicaciones continúan funcionando cuando se hagan actualizaciones. Esto es porque el OS – no la aplicación – es dada la tarea de gestionar el software y la distribución de sus recursos. Uno de los desafíos que se han encontrado los desarrolladores, es mantener el sistema operativo suficientemente flexible para que funcione el hardware de los cientos de fabricantes que se dedican a equipar los sistemas. Hoy en día, los sistemas informáticos pueden acomodar miles de diferentes impresoras, scanners, o cualquier otro tipo de periférico, en cualquier combinación posible.

Tipos de sistemas operativos

Dentro del amplio rango de sistemas operativos disponibles, hay generalmente cuatro tipos, categorizados basándose en el tipo de ordenador que controlan y las aplicaciones que soportan. Las categorías incluyen:

  • Sistemas operativos en tiempo real (RTOS) – Son usados para controlar maquinaria, instrumentos científicos y sistemas industriales. Este tipo de OS normalmente tiene poca capacidad de manipulación por el usuario, ya que el sistema está en una “caja sellada” cuando se entrega para ser usada. Una parte importante de RTOS, es gestionar los recursos del computador para que una operación en particular se ejecute en el mismo tiempo cada vez que ocurra. Tiene que haber una precisión total, ya que en máquinas complejas esto es una prioridad.
  • Sistemas de un usuario / tarea -  Como bien dice el nombre, el sistema operativo está diseñado para gestionar el ordenador para que un solo usuario pueda efectivamente hacer una sola cosa a la vez. La Palm OS para dispositivos Palm, son un buen ejemplo de este OS.
  • Un usuario con multitarea – Este es el tipo de sistema operativo que la mayoría usan en sus ordenadores de sobremesa y ordenadores portátiles hoy en día. Los ejemplos más conocidos son los OS de Microsoft Windows y MacOS de Apple. Permiten a un único usuario tener varios programas operando al mismo tiempo. Por ejemplo, En Windows, se puede estar escribiendo un documento de texto mientras estamos bajando un archivo de Internet e imprimiendo documentos.
  • Multiusuario – Un sistema operativo multiusuario permite tener a diferentes usuarios para que se beneficien de los recursos del ordenador de forma simultánea. El OS debe asegurarse que los requerimientos de todos los usuarios están balanceados, y que cada uno de los programas están usando los recursos de forma separada y con los medios suficientes. Esto debe servir para que los problemas de un usuario, no afecte a toda la comunidad de usuarios. Algunos sistemas operativos de este tipo son Unix y Linux.

En la siguiente parte del artículo, veremos qué es lo que hace un sistema operativo cuando se pone en marcha y como es su funcionamiento. Los puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados