Ordenadores y Portátiles
Phishing
Historia reciente del troyano

Historia reciente del troyano

Un troyano, también llamado caballo de troya, es para muchos una antigua historia que todavía se usa en conversaciones hoy en día. Por ejemplo, cuando hacemos referencia a un troyano, lo que queremos decir es que algo tiene un buen aspecto externo, pero es perjudicial es su interior. Un troyano como término en el mundo de la informática, es de la misma manera un elemento que parece ideal en su exterior, pero que su verdadera naturaleza puede ser bastante dañina. Aunque han estado por los alrededores por un espacio relativamente corto de tiempo, ha dejado en nuestras vidas una huella bastante más profunda que un caballo de madera de la antigüedad. Algunos de los primeros troyanos informáticos que aparecieron son los siguientes.

Uno de los primeros troyanos que aparecieron en escena fue el llamado Spy Sheriff, el cual ha infectado a millones de ordenadores por todo el mundo. Este virus troyano también se clasifica como malware, en el sentido que no destruye partes del ordenador, pero causa que aparezcan algunas molestas ventanas popup en la pantalla. En la mayoría de las ocasiones, estos popup se mostrarán como avisos para que instales algún tipo de software y engañarte para que lo compres después.


Una vez que el Spy Sheriff se instala en el ordenador, es bastante difícil de quitar. So se trata de borrar de un modo normal simplemente se reinstalará el mismo por medio de archivos infectados ocultos en el equipo. El problema es que muchos programas anti virus y anti spyware no detectan este tipo de troyano. Por otro lado, restaurar el sistema no lo puede eliminar ya que afecta a los componentes que operan esta función en Windows.

Algunas veces este tipo de troyanos pueden venir en paquetes que en principio pueden parecer inofensivos. Este es el caso del troyano Net Bus, el cual era originalmente un software para usar remotamente Windows desde otro ordenador. Debido a algunos problemas con el software, se uso finalmente para acceder ilícitamente a otros equipos. Este realmente es la función de lo que llamamos troyano, que es ni más ni menos que hacernos con el control de un ordenador ajeno a nuestro entorno sin que el administrador legítimo sea consciente de ello.

Otro virus que tuvo una gran repercusión por los efectos causados, fue el virus Vundo. Este virus usa una gran cantidad de memoria de Windows a ciertos intervalos, y al mismo tiempo muestra muchas ventanas popup que dicen que faltan importantes sistemas de ficheros. También se sabe que causaba la aparición de mensajes que instaba a instalar varios programas de seguridad, de los cuales muchos son virus ellos mismos. Este virus es algo más fácil de eliminar que otros ya que existen aplicaciones automatizadas que ayudan en el proceso.

Hay muchas maneras distintas de que un troyano pueda infectar un ordenador, aunque una de las cosas ciertas que se sabe de ellos, es que no se pueden activar hasta que no hayas ejecutado el archivo donde están ocultos. Por esto es tan importante no abrir nunca un archivo adjunto a un correo de alguien que no conozcamos o sospechemos que puede estar infectado. Algunos troyanos vienen con keyloggers instalados que pueden poner en riesgo mucha información privilegiada y personal por lo que hay que tomar precauciones más allá de lo normal.

Leer mas artículos relacionados