Ordenadores y Portátiles
Vigilancia informática
Vigilancia informatica

La vigilancia informática en casa


Continuando con nuestro anterior artículo sobre los rastros que puede dejar un ordenador o equipo electrónico en casos de infidelidad, veremos otras cosas a tener en cuenta. Alguien que tenga acceso físico a un ordenador podría usar un software para descubrir contraseñas de varios servicios y usar cuentas de otras personas. Sin embargo, muchas veces ni siquiera tienen que molestarse en hacer eso. Otra manera es que alguien puede mostrar sus actividades es dejar puesta su contraseña de forma automática en aplicaciones o sitios Web. De esta manera pueden conectarse de forma automática si teclear nada.

Incluso el propio ordenador puede estar configurado para que automáticamente se inicie una sesión al arrancar el equipo. Estas opciones son muy cómodas para el usuario porque así no tiene que preocuparse de recordar complicadas contraseñas cada vez que tenga que entrar a un sitio. Muchos sitios Web tienen la opción de “Recordarme” para salvar información por medio de cookies para así recordarnos cada vez que se visite el sitio. Los navegadores también nos dan la opción de recordar el usuario y contraseña si queremos, por lo que si alguien accede a nuestro ordenador, puede conectarse como si fuera el usuario real. Esto obviamente puede dar mucha información a alguien que consiga acceder.


Aparte de todo esto, también hay que recordar que existen programas llamados malware que pueden conseguir información de nuestro ordenador. Un keylogger o software que captura lo que tecleamos, puede ser instalado para registrar nuestras actividades durante una sesión con nuestro equipo. Puede ser software o hardware, los cuales se conectan al equipo mediante uno de sus puertos. Algunos keylogger incluso pueden transmitir los datos capturados de forma inalámbrica.

También hay otras aplicaciones que sirven para hacer un seguimiento de lo que hace una persona en su ordenador, por lo que si una personas sospecha que su pareja le engaña y tiene ciertos conocimientos técnicos, puede usar estas aplicaciones para averiguarlo. Algunas se pueden instalar en el teléfono para saber donde está la persona en todo momento. Algunos de sus usos pueden ser legítimos, como por ejemplo saber donde está algún familiar en todo momento (niños, personas mayores, etc.).

Sin embargo, instalar un software de seguimiento en un teléfono a una persona sin que esta lo sepa, puede ser ilegal dependiendo de quién sea el teléfono y donde viva la persona. Lo cierto es que hay algunas lagunas cuando se tratar de espiar digitalmente a un familiar, pero lo cierto es que estos dispositivos de hardware y aplicaciones software son fáciles de conseguir y usar.

Rastreadores GPS

Unos dispositivos que actualmente se usan mucho para saber si hay una infidelidad, son los rastreadores GPS. Incluso los detectives privados puede pedir a una de las partes afectadas que coloque este dispositivo a su pareja para saber sus actividades diarias. Estos dispositivos se pueden colocar fácilmente dentro de un coche o en la parte exterior. Muchos coches de lujo lo utilizan de manera legítima por si es robado. Sin embargo, en caso de infidelidad, es básicamente para seguir a la persona y ver si es cierto.

Por otro lado, incluso si nuestro móvil no tiene alguna aplicación espía, no significa que estas llamadas sigan estando registradas. La mayoría de los teléfonos mantienen un historial de llamadas recientes. Si el teléfono no tiene una contraseña o si la pareja conoce dicha contraseña, solo lleva un momento verificar estas llamadas y los posibles nombres asociados. Lo mismo ocurre con los mensajes de texto, los cuales pueden incriminar más aun dependiendo de lo que pongan.

 

Leer mas artículos relacionados