curiosidades sobre la vida de Steve Jobs

Se puede decir que Steve Jobs es una de las figuras tecnológicas más importantes del siglo XX, y es algo de lo que nadie duda. Aun siendo uno de los personajes más conocidos de las últimas décadas, la mayoría de la gente no sabe mucho sobre su vida. El mismo Steve Jobs siempre quiso separar su vida privada del trabajo, y mantener ambas cosas separadas.

Steve Jobs fue adoptado y su familia biológica real era de origen sirio. Aunque su familia biológica quiso ponerse en contacto con el más tarde, Jobs siempre rechazó este contacto. Aunque su vida no es algo que se ha aireado demasiado, sabemos algunas cosas interesantes de las cosas que hizo (aparte de convertirse en un magnate de la tecnología).

Estas son algunas curiosidades sobre la vida de Steve Jobs que te resultarán interesantes.

Abandonó la universidad de forma voluntaria

Algunas curiosidades de Steve Jobs

Lo hemos oído muchas veces y es que parece que muchos millonarios decidieron dejar la universidad para triunfar. Lo cierto es que no hace falta hacer eso, pero es cierto que muchas personas de éxito abandonaron la universidad antes de acabar la carrera. Es el caso de Steve Jobs, el cual dejó la universidad voluntariamente, pero no por el motivo que mucha gente pueda pensar.

En Estados Unidos la educación universitaria es muy cara, y no todo el mundo se la puede permitir. La familia adoptiva de Steve Jobs era de clase trabajadora, y no nadaban precisamente en dinero.

Jobs estuvo en la universidad durante seis meses, pero finalmente lo dejó porque la familia estaba pasando muchos apuros para pagarlo. Sin embargo, siempre dijo que esos seis meses le sirvieron de mucho para hacer cosas que luego aplicaría en sus proyectos. No dejó la universidad porque no lo viera interesante, sino porque no había dinero para poder costearlo.

Tuvo una juventud en una corriente “hippie”

cosas raras de steve jobs

Se puede pensar que Jobs se pasó toda la juventud estudiando y planificando proyectos, pero no es del todo cierto. Los años setenta fueron su época más hippie, donde reconoce haber experimentado con varias drogas. De hecho, una de sus drogas preferidas fue el LSD, lo cual estaba muy de modas en aquellos tiempos.

No solo dedicó momentos al LSD, sino que estuvo muy metido en temas de meditación. Estuvo muy atraído en temas de budismo, donde practicaba varios estilos de concentración. Uno de ellos era meditar al estilo Zen del budismo, y según dijo le sirvió mucho para poner en marcha la compañía Apple.

Nunca fue un genio de la tecnología

Muchos pueden pensar que Steve Jobs era un genio en el tema informático y tecnológico en general. Es cierto que muchos de sus colaboradores siempre han dicho que era realmente un hombre de negocios, y no un “gurú” tecnológico. El propio Steve Wozniak, que fundó Apple con Steve Jobs, decía que cuando le conoció no sabía apenas nada de tecnología. Estaba más centrado en los negocios, que era en lo que realmente era bueno.

La idea original del iPhone

Todos sabemos lo que es un iPhone y como se convirtió en un dispositivo revolucionario en el mercado. Se puede decir que abrió el camino para tener teléfonos móviles que eran realmente pequeños ordenadores de bolsillo. Sin embargo, la idea que tenía Jobs sobre el teléfono no era la de ser el nuevo ordenador portátil para todo el mundo.

Mucha gente se sorprende al saber que Jobs tenía la idea de que el iPhone fuera principalmente un teléfono. En otras palabras, que todos los complementos y funciones adicionales fueran cosas añadidas a la verdadera función, que era hablar por teléfono. Lo dijo en algunos de sus charlas públicas, y el objetivo principal era reinventar el teléfono en muchos aspectos.

Es cierto que Jobs sabía que todas las aplicaciones en el teléfono le daban una nueva perspectiva. Aun así, la idea fue siempre que la telefonía estuviera en primer lugar y luego los datos en segundo lugar.

Estuvo saliendo con Joan Báez

A principios de los años ochenta Jobs estuvo saliendo con una importante figura de la música llamada Joan Báez. Fue antes de conocer a su esposa, y la cosa fue muy en serio durante algún tiempo. Curiosamente Jobs era un gran admirador del cantante Bob Dylan, el cual también tuvo una relación con Báez algunos años antes. Jobs conocería a Dylan años después, y estuvieron hablando un buen rato.

La curiosa historia de sus camisetas de cuello alto

Otra de las curiosidades sobre la vida de Steve Jobs está en su ropa. Si has visto fotos de Jobs, te habrás fijado que siempre llevaba camisetas negras de cuello alto. También solía ir en vaqueros y calzado deportivo, y hay una historia detrás de toda esta ropa. Esta ropa que le caracterizaba era su uniforme particular, y lo empezó a llevar a raíz de una visita a Tokio.

La visita a Tokio fue para conocer las oficinas que tenía Sony, y los uniformes que tenían los empleados captaron la atención de Jobs. Habían sido diseñados por el diseñador Issey Miyake, y Jobs quedó prendado de la simpleza de estos uniformes.

Steve Jobs se puso en contacto con Issey Miyake y le pidió que diseñara los uniformes de los empleados de Apple. Sin embargo, el entusiasmo por los diseños no fue compartido por la gente que trabajaba en Apple. Al final los uniformes no cuajaron en la compañía, pero Jobs siguió llevando el diseño del japonés Miyake. Tenía alrededor de cien modelos diferentes del diseño y los fue alternando durante los años que trabajó en Apple y dio tantas charlas. De hecho, llevó esas ropas hasta su muerte en el 2011.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here