Digg

Todos ya sabemos que Internet almacena una enorme cantidad de información que nadie podría asimilar a lo largo de su vida. Se necesitaría un ejército para poder organizar y clasificar todo lo que tenemos en la red en este momento, y aun así sería complicado saber exactamente que es lo que más nos puede interesar si estamos buscando algo en concreto.

Ciertos portales y páginas Web se han dedicado de reunir a cientos de miles de personas para realizar el trabajo de encontrar, enviar y opinar de nuevas historias que se pueden encontrar en todos los rincones de Internet. Este es el caso de nuestro sitio Web de hoy, el cual es el popular portal Digg. En Digg, todos los usuarios toman las decisiones relacionadas con el contenido.

En su mayor parte, esta forma de hacer las cosas parece que va muy bien. Esto ha servido para que otros portales hayan imitado esta forma de organizar los contenidos de la Web, con más o menos éxito, pero está claro que ha servido como modelo a imitar. ¿Cómo empezó este portal y como se hizo tan popular? Kevin Rose con ayuda de otros dos socios, fundó Digg con una inversión inicial de mil dólares, apoyándose sobre todo en software de código libre. Todo esto ocurría a finales del año 2004.

Seis meses después, el sitio Web tenía varios miles de usuarios registrados y después de un año el portal Digg ya tenía casi cien mil usuarios registrados y medio millón de visitas únicas al día. Tres años después el portal ya tenía un millón de usuarios registrados, y al siguiente año se había triplicado.

La gigantesca comunidad de Digg está hecha de usuarios que tienen distintos papeles, donde muchos se solapan. Son suscriptores que publican nuevos artículos que encuentran en blogs, otras Webs, sitios de noticias, etc. Todos estos artículos acaban en la cola de Digg. Otras personas revisan la cola de publicaciones y si ven alguno de los artículos interesantes, lo promocionan pulsando un botón que puntúa positivamente el artículo.

Se le da al artículo un número de “Diggs”, y si llega a tener suficientes, es promocionada a la página principal. Lo curioso es que hay un buen número de usuarios que se dedican a revisar durante horas los artículos filtrando los buenos artículos de los malos, haciendo desaparecer los que creen que no merece la pena.

Las historias que llegan a la primera página reciben miles de visitas en poco tiempo, y si la página Web que ha llegado a la primera posición está alojada en un servidor Web de pocos recursos, se puede ver con problemas para recibir tantas visitas. Hay servidores que están incluso alojados en casas, por lo que si de repente reciben miles y miles de visitas en cuestión de unas pocas horas, el servidor se puede venir abajo por falta de potencia.

De todos modos, la mayoría de los Webmaster no se quejan de esto, y es una buena forma de promocionar una Web propia y conseguir tráfico. De todos modos, la gran mayoría de los usuarios de Digg son lectores que van buscando buenos artículos e historias que leer. Al ser Digg gratuito para todos, los ingresos para mantener la página se realizan mediante anuncios de publicidad en la página.

Mientras que muchos pueden pensar que esto es realmente algo revolucionario y complicado, las funciones básicas del portal son realmente simples e intuitivas. Es muy fácil empezar con Digg. Nada más llegar al portal de Digg, ya estás viendo las historias más populares. Ya han sido promocionadas por suficientes usuarios como para poder llegar a la página principal. Por supuesto, si queremos ir más allá de leer las historias en la primera página, tenemos que hacer algunas cosas.

Lo primero es por supuesto registrarse. Crearse una cuenta de Digg lleva solo un para de minutos, y una vez que tenemos una cuenta, se puede acceder a todas las funciones del portal y tomar un papel activo en envía y promocionar historias. Hay una pestaña de popularidad que muestra los artículos que han recibido una mayor puntuación de los usuarios.

El botón de “Digg” nos da la opción de darle una mayor relevancia al artículo o historia. Nos quedará registrada una lista de los artículos que hemos promocionado. Como se ha dicho, cuanto más “Diggs” demos a una historia, más probabilidades tendrá de llegar a la página principal.

Se pueden dejar comentarios en los artículos si los hemos visto particularmente interesantes y tenemos algo que añadir o queremos discutir algo. El comentario quedará al final de la historia. También podemos “enterrar” historias o artículos si vemos que están duplicados con otros, está obsoleta o tienen alguna clase de problema. Si una historia recibe demasiados de estos puntos negativos de enterramiento, desaparece de la cola de Digg y solo aparece en los resultados de búsqueda y en perfiles de usuario.

Por último, podemos también enviar nosotros mismos una historia a la cola de Digg y esperar que otros usuarios lo encuentren interesante. Es realmente interesante ver si una de nuestras historias puede llegar a la primer página, y como se ha comentado al principio del artículo, puede ser una buena formad e promocionar nuestro sitio Web o blog. ¿Qué hay detrás de este portal y que tecnología y funciones mueven al portal Digg?

La tecnología de la Web Digg

Podemos decir que es uno de esos sitios que engloban todas las posibilidades en un solo sitio Web, donde tenemos noticias, un blog y también lo que llamamos una red social. Algunas de las funciones adicionales que podemos usar con Digg incluyen las recomendaciones Digg.

Este motor de recomendaciones usa un algoritmo especial par buscar a otros miembros de Digg que han puntuado las mismas historias que tu has puntuado. Puedes usar este motor para hacer amigos o simplemente echar un ojo a otras historias que de otra manera te perderías.

Se puede usar esta función utilizando la pestaña superior marcada como “Upcoming”. Otra opción es la de “Digg spy” que ofrece una visión en tiempo real de la actividad de esta página. Puede ver historias según están siendo enviadas, promocionadas y puntuadas.

En nuestro perfil, podemos añadir amigos y hacer un seguimiento de sus actividades. También hay un servicio de podcast por si preferimos escuchar a los fundadores de Digg comentar las historias más populares que se publican cada semana y otros temas que se refieren a esta página Web. Por supuesto, se pueden integrar artículo en nuestra propia página Web o blog gracias a la tecnología RSS. Gracias a esto, se puede hacer de forma automática y esto nos dará contenido en nuestro propio sitio en Internet.

En los propios artículo, se pueden envía emails a conocidos comentando lo que acabas de leer y para que el de su propia opinión. También podemos bloquear a ciertos usuarios si no nos gusta lo que escriben o como hace sus artículos. De esta manera no aparecerá en tu sesión de Digg. Si muchos usuarios de Digg bloquean a otro usuario por el motivo que sea, se le podría expulsar de la comunidad Digg.

Aparte de todas estas funciones descritas anteriormente, los desarrolladores de Digg siempre están trabajando en nuevas aplicaciones. El centro de desarrollo de Digg tiene aplicaciones que usan Digg en maneras muy únicas, tales como hacer un seguimiento de las imágenes en el portal o usando distintos formatos para desplegar las historias.

Para poner un ejemplo, la aplicación de BigSpy muestra historias usando fuentes de diferentes tamaños – las fuentes más grandes indican que las historias han recibido una mayor puntuación. Ocurren muchas cosas en el lado del usuario. En la superficie, es el esfuerzo de un grupo de voluntarios que de forma consistente producen una Web que merezca la pena verificando constantemente el contenido – la cual es una estrategia de negocio brillante si se considera lo que cuesta pagar a empleados para realizar el mismo trabajo. Debajo de la superficie, el portal Digg tiene un buen número de empleados y cientos de servidores.

La tecnología que utiliza Digg es en su mayor parte propietario, aunque hay partes que son de código libre. La configuración se basa en el modelo LAMP, que es una combinación de Linux, Apache, MySQL y los lenguajes PHP, Perl y Python y que pone en funcionamiento las aplicaciones desplegadas en los servidores. Permite que múltiples lenguajes converjan en un sistema de arquitectura complejo con un mínimo de retrasos.

Muy poca gente sabe a ciencia cierta cuantos servidores tiene Digg en funcionamiento, y esto es algo que no se sabe ni siquiera dentro de la compañía. Se sabe que tiene un buen número de servidores Sun y que los servidores Web funcionan principalmente con PHP y el sistema operativo Linux Debian. Lo cierto es que los servidores no tienen que almacenar grandes cantidades de datos ya que principalmente maneja texto, aunque se asegura que la configuración actual es increíblemente escalable.

Con este sistema, los usuarios envían, puntúan las historias y utilizan todas las funciones disponibles en Digg. El portal no usa cookies, solo almacenamiento del lado del servidor, por lo que todos los datos (comentarios, amigos, puntuaciones, etc.) son salvados en tu perfil de Digg que está en una base de datos. Tenemos que ingresar en nuestra cuenta para utilizar las funciones y la información guardada que tenemos disponible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here