google microsoft

Hay una batalla en marcha en el entorno tecnológico. Quién gane esta batalla podría dictar la forma en que la mayoría de nosotros usará el ordenador en un futuro no muy lejano. La batalla se hará en hardware, software y por Internet, y nadie sabe muy bien como se desarrollará. En una esquina tenemos a Microsoft, una corporación fundada en 1975 por Hill Gates y Paul Allen. Como la mayoría de nosotros sabemos, su producto principal es el sistema operativo Windows. Ha hecho todo lo posible para dominar el mercado de los PCs, y según algunos estudios, hay un noventa por ciento de usuarios de Windows en el planeta, lo que hace de Microsoft, un competidor muy poderoso.

En la otra esquina tenemos a un contrincante más joven llamado Google. Fundada en 1998 por Larry Page y Sergey Brin, Google se ha establecido como el mejor buscador de la red. Considerando que la red ha estado entre nosotros desde los primeros años 90, Google tuvo que realizar un gran trabajo para ponerse al día. Pero hoy por hoy, es un poderoso elemento en Internet, ofreciendo un grupo de servicios que va desde aplicaciones de mapeo hasta productividad de software. Es también un potente contrincante frente al poder de Microsoft.

Ambas compañías han sufrido reveses con los problemas que ha venido sufriendo la economía global en los últimos años. En Enero de este año, Microsoft anunció que recortaría cinco mil puestos de trabajo. El mismo mes, Google también anunció un número de despidos y dejó de trabajar con algunos colaboradores.  Era la primera vez que la compañía anunciaba recortes laborales. A pesar de estos inconvenientes del mercado, las dos compañías puede que sigan en un camino de colisión para determinar el futuro de la computación. ¿Qué ocurrirá en este enfrentamiento?

En un primer vistazo, Google y Microsoft no parecen ser el tipo de compañías que compiten directamente una contra la otra. El producto principal de Google es un buscador en Internet y los ingresos que consigue es gracias a anuncios y ventas. Como se ha dicho, el producto de Microsoft es su sistema operativo y otros tipos de software. ¿Dónde está el conflicto?

Hay algunos puntos donde Microsoft y Google se cruzan sus caminos. Microsoft tiene su propio buscador el cual se llama Live Search. Por este motivo, Google resulta una importante competencia si quieren que se utilice más su buscador. Haciendo una comparación, el año pasado Google realizó un sesenta por ciento de todas las búsquedas que se hicieron por Internet, mientras que el buscador de Microsoft no llegó al diez por ciento.

Ambas compañías ofrecen varios productos basados en software. Todos conocemos el conjunto de herramientas de oficina que tiene Microsoft llamado “Office”, donde tenemos Word, Excel, PowerPoint, Outlook y otras herramientas en el mismo paquete. Estos programas son robustos e incluyen un gran número de funciones que ayudan desde al principiante hasta el más avanzado experto. Es un paquete de software utilizado ampliamente en empresas de todos los tamaños. Google tiene su propio paquete de software, el cual está basado en la Web. Esto significa que podemos acceder a sus herramientas por medio del navegador.

Las herramientas de Google no son tan robustas como las de Microsoft, pero Google afirma que muchos consumidores simplemente quieren software que puede ayudarles a realizar funciones básicas sin demasiada complicación. Al ser aplicaciones basadas en Web, los consumidores pueden a los programas y datos desde cualquier ordenador que tenga una conexión a Internet.

Tanto Google como Microsoft, ofrecen plataformas de email o correo electrónico. Ambas compañías están invirtiendo millones de dólares en soluciones tecnológicas que están por llegar. También reconocen la importancia del crecimiento de Internet para el consumidor medio. Puede que Google tenga una cierta ventaja sobre Microsoft porque es una compañía basada en la Web.

Puntos fuertes y debilidades de Google y Microsoft

Una ventaja de Google que puede que tenga sobre Microsoft, es la percepción pública. Parte de la filosofía de Google es “puedes ganar dinero sin hacer el mal” según ellos mismos han dicho. Lo cierto es que Google se ha creado una reputación en innovación y servicio al cliente. Su sede central y otras oficinas que tiene distribuidas por todo el mundo, son famosas por sus características de entretenimiento únicas para los empleados y su forma de trabajar. Microsoft solía tener una reputación similar, pero después de años de dominación con su sistema operativo en el mercado, las cosas han cambiado un poco. En estos últimos años, Microsoft ha tenido una tormenta de críticas dirigidas al OS Windows Vista.

El sistema Windows Vista sufrió una serie de problemas de estabilidad, problemas de seguridad y errores de compatibilidad cuando fue lanzado por primera vez. Mientras que muchos parches de software consiguieron resolver muchos de los problemas, muchas personas ya habían decidido evitar este sistema operativo y esperar a la nueva generación.

La posición de Google en la Web y por Internet es sólida. Según un estudio de análisis realizado por la compañía Efficient Frontier, Google tenía un 75 por ciento de todo el mercado publicitario en el año 2008. Muchos de sus servicios crecieron espectacularmente en los últimos años ya que Google, aparte de ofrecer un potente buscador de Internet, ofrece aplicaciones y software, compartir video y fotos, programas de mapeo, etc. Sin embargo, aunque Google ofrece aplicaciones online por medio de tecnología online, no produce demasiadas aplicaciones para instalar directamente en nuestros ordenadores.

Microsoft tiene una presencia mucho más potente en el mercado de aplicaciones instalables en PCs. Aparte del su sistema operativo Windows, Microsoft tiene su conocido paquete de software Office, software para servidores en ordenador y por supuesto, el popular explorador Internet Explorer. Otro producto importante de Microsoft, es la línea de consolas Xbox y juegos. El mercado de los video juegos es un área que tanto Google y Microsoft tienen que tocar.

Si los consumidores empiezan a comprar máquinas más baratas con una potencia de proceso más limitada, Google tendrá una ventaja. Esto es porque casi todos sus productos son servicios basados en Web. El único software que necesitas para poder acceder a los servicios de Google, es un navegador Web. En el 2008, Google introdujo su propio navegador: el Google Chrome. Este navegador puede que sea el primero paso a un sistema operativo basado en Web.

Si los consumidores deciden que prefieren comprar lo último en hardware y que sea lo más potente, Microsoft tendrá la ventaja. Sus productos tienden a tener más funciones  porque están más basados en el procesador del propio ordenador. Los servicios Web tienden a ser más complejos – no porque los ordenadores con sus aplicaciones sean menos potentes, sino porque las velocidades de banda ancha no son las ideales para que el usuario tenga una buen experiencia al usarlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here