Interfaz cerebro-computadora

Ya hemos hablado en otro artículo sobre el vínculo entre ordenadores y un cerebro, y las posibilidades que hay. Básicamente es una tecnología que estudia poder utilizar un equipo informático para poder dar órdenes y realizar funciones solo con el pensamiento. Está tecnología está pensada para las personas que tienen un problema de movilidad o una parálisis total o parcial.

Normalmente el hardware viene en forma de casco que se pone en la cabeza de la persona. Luego unos cables van al equipo BMI (brain-machine interface) que ejecuta las órdenes que el cerebro a dado. Esto abriría las puertas a sistemas de dar una movilidad automatizada a muchas personas que no se pueden valer por si mismas.

Hace poco la tecnología ha dado un avance importante, y ha sido en el instituto de tecnología de Georgia. El encargado del proyecto es Woon-Hong Yeo, y básicamente han combinado la realidad virtual con el sistema BMI. El equipo de Woon-Hong Yeo está compuesto por investigadores del Reino Unido y Corea del Sur.

¿En qué consiste el avance de Woon-Hong Yeo y su equipo?

neuralink

Básicamente lo que han hecho es crear un escenario de realidad virtual, y la persona puede “imaginar” en este mundo como mueve su silla de ruedas o un brazo robótico. Es un sistema inalámbrico donde estas acciones que hace en realidad virtual se traducen en acciones y movimientos en el mundo real.

El sistema es igual al que ya existía, donde la tecnología BMI solo analiza las señales cerebrales y las traduce en comandos. Esto se convierte en acciones, pero la diferencia de lo que ha hecho el equipo de Woon-Hong Yeo, es que no hace falta el casco y un montón de cables conectados a una máquina.

Para evitar un hardware incómodo e invasivo para el usuario, ha usado la tecnología EEG (ElectroEncephaloGraphy). Este hardware usa pequeños electrodos apenas visibles, y usa nuevos sistemas para captar las señales cerebrales que se combinan con realidad virtual.

¿Cómo funciona el sistema EEG?

que son las interfaces cerebrales

El sistema EEG es portable y es mucho menos aparatoso que los sistemas BMI convencionales. La tecnología se basa sobre todo en su algoritmo para aprender lo que quiere hacer el usuario. El sistema aprende y prevé los movimientos que se quieren hacer, lo cual hace que en poco tiempo todo sea casi automático.

La tecnología todavía está en pruebas y no se ha probado con personas con incapacidades físicas. Se ha probado con cuatro voluntarios, y los resultados han sido muy buenos. Se lleva investigando el sistema EEG desde el año 2019, por lo que está en sus comienzos. Lo mejor es que en tan poco tiempo, están consiguiendo resultados asombrosos. Por eso ha suscitado tanto interés en la comunidad tecnológica. La idea ahora es mejorar algunos detalles, como la colocación de los electrodos y los algoritmos de aprendizaje de EEG.

Lo que está claro es que en pocos años puede que nos llevemos una grata sorpresa. Muchas personas con problemas de movilidad podrían dar un giro a sus vidas haciendo cosas con solo imaginarlo.

Este video de presentación nos cuenta algo más sobre esta tecnología:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here