Ventilador CPU

Una CPU es una de las piezas más importantes en un ordenador, mientras que un ventilador de CPU ayuda a mantener el procesador refrigerado y protegido contra sobrecalentamientos. Los procesadores generar mucho calor debido a su energía eléctrica interna. Cuando más se haga trabajar a la CPU, más se calentará.

Si la CPU se calienta demasiado, puede empezar a fallar y finalmente averiarse para no volver a funcionar. Aparte de un ventilador para evitar que se caliente demasiado, la CPU tiene también un disipador de calor. La combinación de ambas cosas ayuda a que el procesador se mantenga a una temperatura apropiada.

Un disipador de calor es una pieza metálica que está integrada directamente en la CPU, y lo que hace es absorber calor del procesador y lo envía a una estructura de aluminio en forma de ranuras para que se disipe. El ventilador de la CPU va conectado al disipador de calor enviando aire por estas ranuras. Al disipar calor que es arrastrado a las ranuras de aluminios, indirectamente enfría el procesador.

Estos ventiladores pueden ser de diferentes tamaños y normalmente se vender con un disipador de calor de aluminio o incluso de cobre. Las especificaciones incluyen el diámetro y si usa bolas de rodamiento, las cuales se piensa que son más silenciosas que otros ventiladores. Ambas piezas también indicarán con qué procesadores es compatible o adecuado para enfriar.

Los procesadores que son vendidos con un disipador de calor y un ventilador de CPU normalmente tienen una garantía más larga que las que se vender sin procesador. Mientras que los procesadores pueden ser idénticos, los fabricantes saben que un enfriamiento poco adecuado puede acortar mucho la vida de la CPU. En el caso de una CPU vendida sin un disipador y un ventilador, el fabricante no tiene ninguna garantía de que el comprador garantice una refrigeración correcta.

Técnica del Overclocking

Hay una técnica que se llama overclocking que hace que la CPU funciona mucho más rápido que las especificaciones originales. Esto causa que se caliente más de lo normal. Muchas de las personas que hacen esto prefieren usar sus propios disipadores y ventiladores para proteger la CPU.

Suelen comprar los disipadores de mayor tamaño y los ventiladores de mayor potencia. La ventaja es que hacen menos ruido que los ventiladores estándar que vienen integrados en el  equipo. Si estás pensando en comprar un ventilador de CPU y un disipador, mide el espacio disponible dentro de la caja del ordenador antes de hacer la compra, especialmente si lo piensas comprar por Internet.

Algunos diseñados son mayores que lo normal y no todas las cajas de ordenador puede ajustar algunos modelos. Es buena idea leer comentarios de clientes que ya han hecho estas compras y comprobar sus opiniones.

Preguntas Frecuentes

¿Cómo saber si el ventilador del CPU funciona?

La forma más rápida de verificarlo es accediendo a la BIOS y seleccionar la sección encargada de la salud del PC. Usualmente suele poner «Health Status»o algo muy similar. Desde esta parte de la BIOS se puede ver si todo funciona correctamente, incluyendo los ventiladores. Tenemos que confirmar que la placa base está reconociendo el ventilador de la CPU.

¿Qué pasa si el ventilador del procesador no funciona?

Es un problema grave, y si este ventilador deja de funcionar habrá un sobrecalentamiento. Ocurre de una forma muy rápida y pone en peligro la CPU o incluso la placa base.

¿Qué hacer cuando el ventilador del ordenador no funciona?

Obviamente hay que cambiarlo de forma inmediata, y la forma más rápida es apagar el ordenador, abrir la caja y localizar el ventilador. Lo primero es comprobar que no hay conexiones sueltas. También debemos ver si las ranuras de ventilación están libres. Si es un problema del propio ventilador tocará sustituirlo por uno nuevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here